mauro robles640La vocación regional a las artes y la cultura del conocimiento define muy bien el andar de estas tres décadas de existencia en la Corporación Cultural de Antofagasta (CCA).

Hoy nuestro organismo mira no con lejana impaciencia los 40 años a cumplir en una década más. Observamos provocativamente el futuro con un profundo sentido de humanismo pero también con una gran cuota de ambición. Queremos regalarle a la comunidad una Corporación que no sólo albergue tres escuelas artísticas y tres orquestas. Estamos sanamente obsesionados en contar con un teatro municipal moderno y con un equipamiento ad hoc a un recinto de cinco estrellas.

Nuestra Corporación es hoy un organismo mucho más visible, más creíble y activo. Las directrices entregadas por la presidenta de nuestro Directorio, Alcaldesa Karen Rojo Venegas, han sido ejecutadas en el tenor de generar un antes y un después en materia de gestión. En 22 meses de trabajo hemos crecido enormemente la asistencia de público en el Teatro Municipal. Cambiamos el rostro externo de esta “Casa Blanca” de la cultura y las artes con un gran mural elaborado por el notable muralista antofagastino y pampino, Luis Núñez San Martín.

Hoy este teatro ya no parece cualquier cosa… parece un teatro de verdad. Y el relato de Núñez no llega hasta ahí. Muy pronto partirá la segunda parte del mural que intervendrá el sector de Bolívar (incluirá iluminación LED nocturna). En este peregrinar, agradecemos a Compañía Minera Barrick Zaldívar, Antofagasta Minerals, Sierra Gorda SCM, Codelco Chile División Chuquicamata y a la Familia Korlaet de ayudarnos a escribir la historia no sólo con sus generosas donaciones sino que también con el compromiso de que el equipaje no liviano de la cultura y las artes se comparte entre varios organismos y personas.

Es el momento propicio para no sólo cambiarle el rostro externo al Teatro Municipal sino que también por dentro. Por instrucciones de la Presidenta de nuestro Directorio y miembros del nuevo Directorio, ya estamos planificando la intervención a corazón abierto que tendrá próximamente el anfiteatro más importante del norte de Chile. Se vienen buenas nuevas en nuestra querida “Casa Blanca”.

En este papel y con esta tinta es el momento preciso para saludar y agradecer a nuestra querida Orquesta Sinfónica de Antofagasta que cumple 51 años de existencia. Es dirigida por el maestro Christian Baeza y conformada por talentosos 54 músicos que nos transportan mes a mes en los maravillosos parajes musicales de las más destacadas composiciones nacionales e internacionales.

Agradecemos al gran equipo de trabajo que conforma esta Corporación que sin ellos sería muy difícil lograr los objetivos ya avistados no sólo en nuestra ciudad sino que en otras regiones del país. Importante mencionar el tremendo aporte de ex alcaldes y ex secretarios(as) generales ejecutivos(as) que construyeron la obra gruesa de nuestra institución.

Por último, y lo más importante, damos gracias a Dios por iluminar el camino y proveernos de las herramientas para construir los cimientos de identidad, patrimonio y pertenencia.