a trompeta pacho flores antofagastaConozca el programa completo que se encontrará en el Tercer Concierto de la Orquesta Sinfónica de Antofagasta, "Sones Venezolanos". La cita es el viernes 18 de mayo a las 20:30 horas en el Teatro Municipal de Antofagasta. Una descripción efectuada por el periodista Álvaro Gallegos, Premio a la Música Nacional Presidente de la República con mención en Producción Fonográfica.

Antonio Estévez (1916-1988)

Mediodía en el llano
Estévez fue una de las principales figuras de la composición en Venezuela y su inclusión con esta pieza es un homenaje por parte de Pacho Flores al recientemente fallecido maestro José Antonio Abreu, el incansable gestor y alma del movimiento de orquestas juveniles venezolano (El Sistema), en que el propio Pacho se formó. En 1942 cuando aún estudiaba composición, Estévez creó su ‘Suite Llanera’, inspirada en los paisajes de su país. Estaba estructurada en tres partes: “Amanecer”, “Mediodía” y “Atardecer”. Después de su estreno, el compositor quedó satisfecho solo con la parte central, separándola de la obra y otorgándole el título actual.

Efraín Oscher (n.1974)

Segunda Barroqueana Venezolana
Oscher es un compositor y flautista uruguayo que se formó en El Sistema de Venezuela. Ha sido un constante colaborador de Pacho Flores en diversos proyectos. Su ciclo de obras tituladas ‘Barroqueanas Venezolanas’ se constituye de varios concertos (obras para instrumento solista y conjunto instrumental) con estructura tomada de la música barroca, pero estilísticamente inspirada en los sonidos tradicionales venezolanos. Es una fusión donde instrumentos clásicos conviven con los del folklore del país llanero, en especial el cuatro. La ‘Segunda Barroqueana Venezolana’ ocupa trompeta solista, cuerdas y clavecín.

Astor Piazzolla (1921-1992)

Escualo
Piazzolla no necesita mayor presentación. Una de las figuras fundamentales del tango nuevo, al que llevó por nuevas sendas al acercar aquella danza bonaerense con el mundo de la música sinfónica y también del jazz. ‘Escualo’ es más tradicional en tanto se erige como un tango de breves dimensiones, con sus sincopados ritmos bien delineados y donde el estilo temático de Piazzolla se nota muy marcado.

Aldemaro Romero (1928-2007)

Fuga con Pajarillo
Carnaval llanero
Otro compositor fundamental de Venezuela, Romero fue además uno de los más importantes directores de orquesta activos en ese país. En la mayoría de su música fusiona procedimientos propios de la escritura sinfónica con elementos de la tradición popular llanera, como el joropo. Ejemplo de esto son sus obras ‘Fuga con Pajarillo’ y ‘Carnaval Llanero’, dos de sus creaciones más conocidas y de alguna manera que reflejan mejor su lenguaje, entre docto y de raíz.

Paquito D’Rivera (n.1948)

La Flor de la Cayena
Paquito D’Rivera, además de ser uno de los más importantes compositores cubanos surgidos en las últimas décadas, es un eximio intérprete del saxo y el clarinete. Ha compuesto abundante música, tanto clásica como popular, y para todos los formatos, desde instrumentos solos hasta orquesta sinfónica. ‘La Flor de la Cayena’ es una sencilla pieza con estructura de canción, que ha sido interpretada en diversas conformaciones instrumentales, desde bandas hasta orquestas. Un producto típico de la maestría melódica de este reconocido compositor.

Pacho Flores (n.1981)

Labios Vermelhos
El propio Pacho ha compuesto piezas para sumar a su repertorio y a su impresionante arsenal de instrumentos de las familias de las trompetas. Directamente inspirada en el bossa nova es esta pieza, de ahí el título en portugués, demostrando el interés de Pacho por la música de todo nuestro continente. Es sencilla y está estructurada en tres partes. Su ritmo es muy contagioso.

Alberto Ginastera (1916-1983)

Estancias
Ginastera es ampliamente considerado como uno de los más notables compositores surgidos de todas las Américas. Supo amalgamar su identidad argentina con una sensibilidad por las nuevas sonoridades que nos legó el siglo veinte. ‘Estancias’ fue concebido originalmente como ballet y fue una de las obras que hizo a Ginastera mundialmente conocido. Es un retrato de las pampas argentinas, la dinámica de los gauchos, sus costumbres y por supuesto, sus danzas, como el malambo que aparece al final de la obra. Es una de las partituras latinoamericanas más interpretadas por las orquestas de todo el continente.

 

Buscar artículos