a foto trabajdoresyalumnos ccaSon 33 años, más de tres décadas aportando a la cultura de una ciudad tan pujante como es Antofagasta, ese es el recorrido que lleva la Corporación Cultural de Antofagasta en su largo camino por resaltar a los artistas y semilleros locales.

Un propósito que debe cumplir a pesar de las dificultades, para seguir adelante en pos de Antofagasta, para enaltecer el proceso artístico cultural que la gente vive y que todos impulsan desde las distintas tareas que aquí de desarrollan, donde ninguna es menos que otra.

Fue en octubre de 1984 cuando el alcalde de ese entonces, Dragomir Goic Cortés, junto al Secretario Municipal, Leonard Zamora, aprobaron los estatutos y se creó la Corporación Cultural de Antofagasta (CCA), una de las instituciones más queridas de la región y que luego de varios vaivenes, sigue vigente en su trabajo artístico y que cuenta actualmente con más de 100 trabajadores a su alero, en pos de la difusión de las artes y el proceso creativo nacional.

Esta necesidad de instauración de una Corporación sin fines de lucro y con personalidad jurídica propia, surge luego de que el Gobierno de la época definiera que sean los municipios los encargados de administrar la cultura en cada zona y así definir la descentralización de los trabajos artísticos en el país.

Una fecha histórica para la cultura antofagastina, ya que la CCA como la conocemos actualmente, tomó las riendas de un gigante como es el Teatro Municipal, para que se convirtiera en el epicentro de las artes del Norte de Chile, siendo dirigido por la Presidenta del Directorio, la Alcaldesa Karen Rojo Venegas.

Un lugar donde son más de 100 personas que al final de todo, son quienes están cuando todo el mundo descansa y que desde su recinto de calle Sucre 433, su sede de operaciones, recibe y forma a los más grandes artistas del norte de Chile.

Lo que mueve a este grupo de gente es brindar una experiencia conmovedora, la cual gatille con un fuerte aplauso, pero más que eso, una transformación y sensibilización social.

¿Quién dijo que Antofagasta no tenía identidad? Si nuestra identidad es clara y evidentemente la de una ciudad multicultural, y esta institución está avanzando a pasos agigantados en fortalecer el proceso artístico – cultural que hoy vivimos.

PROYECTOS

Sobre la proyección, les contamos que dentro de los proyectos obtenidos 2016/2017, resaltan las propuestas emblemáticas como la Temporada Anual de la Orquesta Sinfónica, Temporada de Extensión de la Orquesta de Cámara, eventos de convocatoria gratuita como La Contadora de Películas, la Puesta en Valor del Archivo de Actas Municipales y Rostros con Patrimonio, entre otras iniciativas, que dan consigo un abanico de diversas planificaciones que reflejaron el trabajo que se ejecuta en esta institución.

En cifras, dentro de los últimos cinco años, se adjudicaron 37 proyectos y convenios con sectores público y privado con montos que ascienden a los más de 1.600 millones de pesos (más de dos millones de dólares).

Pero dentro de la proyección para los próximos años, se enfocan al área de infraestructura, siendo el gran sueño de esta institución, un recinto de estándar internacional, con un mejoramiento en la infraestructura y equipamiento acorde a un plan de gestión cultural que se está trabajando en estos días.

Actualmente la CCA en conjunto con la Unidad Técnica de la Ilustre Municipalidad de Antofagasta se encuentran en la realización del anteproyecto de “Infraestructura del Edificio Teatro Municipal” identificando dos ámbitos de intervención, tanto “urgentes” como la “normalización integral del inmueble”.

Los trabajos que se ejecutarán en los próximos años serían el mejoramiento del “piso del escenario”, la techumbre y canalización de aguas lluvia y la modernización y mejoramiento de los baños del Edificio, iniciativas que tienen como cartera la obtención de Fondos Municipales para su ejecución y la postulación de fondos ante el Gobierno Regional.

ESCUELAS

Para quienes no lo saben, la CCA es una de las pocas en Chile que mantienen vigentes tres escuelas artísticas como son Ballet, Música y Bellas Artes, todas impartidas por maestros profesionales y de gran trayectoria, como también manteniendo un flujo constante de becas en beneficio de los alumnos.

En el caso de Música, los cupos se dividen en las 15 ramas que posee el plantel, entre las que destacan, piano, guitarra clásica, flauta traversa, percusión clásica, violín, contrabajo, trompeta, canto lírico, guitarra eléctrica, bajo eléctrico y batería, entre otras áreas.

Ballet por su parte, los cursos se dividen en pre danza menor, mayor e iniciación a la danza, además de talleres que van del primero al quinto año. A ellos se suman cursos para varones.

Mientras que Bellas Artes existen cursos libres y personalizados que se definen durante todo año.

La institución tiene y hace una definición para cumplir el propósito, y es que estamos en una ciudad multicultural, esa es su identidad y la nuestra y su gran fortaleza.